Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Lunes 13 de julio de 2020
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Luis Alberto Schor
Autónoma de Buenos Aires - Argentina
Amar es dar libertad, esa es la premisa a respetar.
Puedo admitir un Dios creador, lo que no creo es que precise intermediarios.
Si un niño pasa hambre, ese es el infierno, si tus ojos me miran, ese es el cielo.
Para conocer el regocijo del retorno, primero me fuí...
Cuando todo parece acabado, vacío, siempre me quedan tangos y silencios. Entonces elijo.
Si me cortan las alas, floto, floto...no me pueden alcanzar.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Marzo 2013
El Diablo, la Chingada y el Volcán
Mostrar datos Diciembre 2012
Mostrar datos Septiembre 2012
Mostrar datos Agosto 2012
Mostrar datos Abril 2012
Mostrar datos Marzo 2012
Mostrar datos Febrero 2012
Mostrar datos Enero 2012
Mostrar datos Diciembre 2011
Mostrar datos Noviembre 2011
Mostrar datos Octubre 2011
Mostrar datos Septiembre 2011
Mostrar datos Agosto 2011
Mostrar datos Julio 2011
Mostrar datos Junio 2011
Mostrar datos Mayo 2011
Mostrar datos Abril 2011
Mostrar datos Marzo 2011
Mostrar datos Febrero 2011
Mostrar datos Enero 2011
Mostrar datos Diciembre 2010
Mostrar datos Noviembre 2010
Mostrar datos Octubre 2010
Mostrar datos Septiembre 2010
Mostrar datos Agosto 2010
Publique su taller

Últimos comentarios de este Blog

15/12/12 | 13:03: Luis dice:
Gracias Elena por tu comentario. Cariños
15/12/12 | 10:09: Elena A. Navaro (Falta tiempo para tanto decir) dice:
Exelente tu prosa, poética y bella. Te mando un saludo Elena
21/08/12 | 20:56: Luis dice:
Agradezco tus amables conceptos Elena. Luis
Vínculos
El arte de la literatura El arte de la literatura


*Las narradoras *Letristas de tango *Pintura y Literatura en el ''Cuento Mágico'' *Abordaj... Ampliar

Comprar$ 30.00

Escuchá Radio De Tango

Aquel poema olvidado


Es un desván, territorio de ilusiones, de caos.
Entren, hasta los curiosos son bien recibidos, lo único que les requiero es que no pretendan poner orden


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

estantes vacíos



El departamento estaba vacío ese sábado. La nena se la habían dejado a los abuelos con la excusa de tener la noche libre para salir. La pareja se había retirado silenciosamente, cargando bultos que parecían pesados, y al salir a la calle dudaron un momento antes de decidir hacia donde ir. Aunque jóvenes, su postura encorvada y su andar era lento, con aspecto de gente mayor. Al mirarlos de cerca, esa impresión se reforzaba con la gravedad de sus rostros. Algún observador atento hubiera aventurado que, en realidad era temor lo que expresaban sus miradas. Los cuatro ojos escudriñaban para todos lados, resolviendo luces y sombras de las calles y todo auto que marchara en su dirección les aminoraba el paso, hasta que pasaba al lado de ellos sordo y ciego, sin detenerse. No sabían que eran ignorados por los ocultos y celosos vigilantes.

La imagen apenas iluminada por los escasos focos de la calle, era la de dos muñecos haciendo equilibrio sobre una cuerda floja, aferrando contra sus pechos los bultos, como si fueran niños que no podían dejar caer. Así se perdieron en la penumbra que los protegía o amenazaba.

Pasada la medianoche regresaron al departamento, con el mismo sigilo que al marcharse y las manos vacías, rápida llave a la puerta y gesto inútil e infantil, una silla contra el picaporte después de encender la luz del living. Ambos prendieron cigarrillos, encendieron la estufa y cenaron sólo café. No se habían sacado las camperas y solo monosílabos intercambiaban en voz baja, no querían delatar que acababan de robar su propia vida.

Los estantes del modular mostraban vacíos, testigos huecos y mudos del saqueo autoinfligido. Ya no estaban aquellos libros y discos que hablaban y cantaban las iras de los oprimidos y marginados de siempre, tampoco aquellos que imaginaban mañanas de albor rebelde y justo. También algún sospechoso apunte de la facultad que, artero y hereje, nombraba en la portada al centro de estudiantes, malévolo difusor de la arrogante teoría de Darwin, o tal vez el críptico y peligroso comentario de la teoría de conjuntos de algún matemático con significativo apellido ruso como Sadosky o Spivacow. Hasta la Lógica Formal de Copi estaba ausente, sólo por ser de Eudeba. Y los discos, adios Santa María de Iquique y Quilapayún, la Negra y Nicolás Guillén, casi todo. Solo resistían entre otros pocos, las Obras de Federico García Lorca y los Fronterizos primigenios. Perderlos hubiera sido como clavarse mutuamente el cuchillito en el corazón.

En realidad, ambos ignoraban que para las fuerzas del “bien”, el simple hecho de leer un diario era sospechoso indicio de comportamiento antisocial y argentino. Aberración que los rojos apátridas utilizaban para nublar los cerebros enfermos de los estudiantes, y los “buenos” debían extirpar ese tumor, cumplir el mandato del padre del norte y la madre oligarquía.

Por eso se habían autorobado parte de sus vidas esa noche, porque el temor venía creciendo desde meses atrás. Habían recibido claras señales, desde los enfrentamientos de fuerzas del orden con guerrilleros de catorce años que habían “optado cobardemente” por morir antes que entregarse a la Justicia, como redactaba nuestra prestigiosa prensa libre; o esas colas de madres ante juzgados, comisarías y ministerios de la Junta, pidiendo caprichosamente saber el paradero de hijos y nietos, esos que no aparecían, seguramente porque en algo andarían como decían los patriotas, también los bebés, los fetos. Esos amigos “chupados” de sus trabajos o casas, que sólo volverían a ver en placas que los rescatan del olvido.

Se acostaron vencidos, se sintieron humillados y extrañamente traidores a ellos mismos. Finalmente se durmieron, las fuerzas no les daban para imaginar otra realidad posible. Al día siguiente, al levantarse para ir a buscar a la nena, los dos eran bien conscientes de lo sucedido esa noche, los años de plomo habían llegado y los saludaban con gesto marcial. Todavía hoy recuerdan ese saludo, no olvidarán ni perdonarán, sólo son una parejita que peca de humana y, odia los estantes vacíos tanto como los países vacíos.


Calificación:  Votar Aún no han votado este texto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
29/08/10 | 21:53: Malena (mails que jamás serán leídos) dice:
LUIS :Mi hermano y yo aquí estamos de pié ,dignos y fraternalmente unidos desde aquella noche del 77,mi nena por años le temió a los golpes de las puertas ,me dió dos hermosas nietas ...tuve 3 hijos más y más nietos ...la biblioteca y la música fué de a poco recuperada,los compañeros son esos estantes vacíos . Lo que sí les dejo de legado a todos ellos es la MEMORIA Y NUNCA MAS . \"Endurecerce sin peder la ternura jamás\" (E.CHE GUEVARA ) Los abraza en el corazón MALE.-
malena271@hotmail.com
 
28/08/10 | 22:51: Luis Schor dice:
Malena, tu comentario nos emociona, los jóvenes del texto, unidos desde la "noche de los bastones largos" siguen aquí, dignos y de pié, la nena les dió una nieta hermosa, Ana Paula, algunos libros y discos fueron recuperados, los compañeros...
luisschor@gmail.com
 
28/08/10 | 22:14: Malena (mails que jamás serán leídos) dice:
hiciste que todos mis fantasmas rondaran por mi mente ,esos dos jóvenes ,esa niña pequeña que dejaron con los abuelos ...y el regreso a casa VACIOS...el sentir que pensar ,nos robaba amigos ,parientes ,hijos y nuestra vida misma ,aunque como ellos sigamos viviendo,CON ESTANTES INTERNOS, QUE SIEMPRE ESTARÁN VACÍOS ABRAZO MALE.-
malena271@hotmail.com
 
Últimas entradas del mes
29/07 | 11:28 El guía
27/07 | 13:29 La Revancha de Lugo
23/07 | 18:36 Epipremnum aereum
23/07 | 18:35 Mundo canalla 4
20/07 | 17:05 Los Zuviría
10/07 | 00:42 La entrevista
05/07 | 12:00 Mundo canalla 3


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2020- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS