Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Jueves 9 de julio de 2020
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Luis Alberto Schor
Autónoma de Buenos Aires - Argentina
Amar es dar libertad, esa es la premisa a respetar.
Puedo admitir un Dios creador, lo que no creo es que precise intermediarios.
Si un niño pasa hambre, ese es el infierno, si tus ojos me miran, ese es el cielo.
Para conocer el regocijo del retorno, primero me fuí...
Cuando todo parece acabado, vacío, siempre me quedan tangos y silencios. Entonces elijo.
Si me cortan las alas, floto, floto...no me pueden alcanzar.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Marzo 2013
El Diablo, la Chingada y el Volcán
Mostrar datos Diciembre 2012
Mostrar datos Septiembre 2012
Mostrar datos Agosto 2012
Mostrar datos Abril 2012
Mostrar datos Marzo 2012
Mostrar datos Febrero 2012
Mostrar datos Enero 2012
Mostrar datos Diciembre 2011
Mostrar datos Noviembre 2011
Mostrar datos Octubre 2011
Mostrar datos Septiembre 2011
Mostrar datos Agosto 2011
Mostrar datos Julio 2011
Mostrar datos Junio 2011
Mostrar datos Mayo 2011
Mostrar datos Abril 2011
Mostrar datos Marzo 2011
Mostrar datos Febrero 2011
Mostrar datos Enero 2011
Mostrar datos Diciembre 2010
Mostrar datos Noviembre 2010
Mostrar datos Octubre 2010
Mostrar datos Septiembre 2010
Mostrar datos Agosto 2010
Escuchá Radio De Tango

Últimos comentarios de este Blog

15/12/12 | 13:03: Luis dice:
Gracias Elena por tu comentario. Cariños
15/12/12 | 10:09: Elena A. Navaro (Falta tiempo para tanto decir) dice:
Exelente tu prosa, poética y bella. Te mando un saludo Elena
21/08/12 | 20:56: Luis dice:
Agradezco tus amables conceptos Elena. Luis
Vínculos
Los nudos del silencio Los nudos del silencio


Es un ejemplo patente de escritura de la posmodernidad con un excelente dominio de la retó... Ampliar

Comprar$ 55.00

Escuchá Radio De Tango

Aquel poema olvidado


Es un desván, territorio de ilusiones, de caos.
Entren, hasta los curiosos son bien recibidos, lo único que les requiero es que no pretendan poner orden


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

Fraülein Bertha (Biografía de un guante izquierdo)



Fraülein Bertha

(Biografía de un guante izquierdo)

 

De no ser por ella, no estaría contando esta historia, quizás trivial, pero que encierra la pintura de una época que algunos consideran digna de olvido, sin pensar que, nuestra propia índole, propensa como es a justificar nuestras cobardías y canalladas con el simple recurso de achacarle las culpas a los otros, puede llevarnos a protagonizar en el futuro instancias similares.

Encontré a la nonagenaria fraülein Bertha en un paseo que hice a La Cumbrecita el verano pasado. Estaba sentadita en una destartalada reposera, a la sombra de un añoso eucalipto. Miraba pasar con gesto distraído a los turistas que por decenas desfilaban buscando la cascada, frente a su casita de la colonia alemana. Lo que me acercó a ella fue la curiosidad que me despertó el verla vestida con un sencillo y largo vestido beige de manga corta, que mi ignorancia creyó de algodón, y sus brazos cubiertos con largos guantes negros de hermoso encaje, contrastando agresivos con el resto del atuendo y con la alta temperatura de aquella tarde de estío.

Cuando me paré ante la anciana después de un saludo amistoso, ella alzó la cabeza para clavarme mirada celeste, achicando los ojos por la miopía que su coquetería no alcanzaba a disimular. Satisfecha con su examen, me dedicó una sonrisa desdentada y me invitó a sentarme a su lado, lo que hice con gusto no ausente de curiosidad. Lo primero que hizo después de presentarse, fue invitarme a compartir unas copitas que llenó con un misterioso licor que ocultaba en un porroncito oscuro debajo de la reposera. Con su bebida en la mano izquierda, probó un sorbo con ademán elegante, como al desgaire, para luego preguntarme el motivo de mi presencia junto a ella. Fui sincero, fueron sus guantes lo que me detuvieron le dije. Es usted un agudo observador, sabe cual es el misterio de una mujer con solo mirarla, me respondió.

Sorbió hasta el fondo la copita y volvió a servirse antes de seguir hablando, cerró los ojos y prosiguió, estos guantes son mi suerte y mi desgracia ¿sabe usted? El derecho ignora al izquierdo, pero éste, éste odia al derecho, dijo señalando su mano izquierda sosteniendo la copita. Ya con los ojos de nuevo abiertos fue concretando, todo comenzó una noche de 1943, en Berlín, mientras la RAF nos bombardeaba, yo estaba en una recepción que la jerarquía nazi había organizado para levantar la moral que estaba decayendo tras el fracaso del frente ruso. Había sido invitada por un coronel de la GESTAPO quien me había regalado el vestido y los guantes para la ocasión. Fui obligada por temor a las represalias que él podía desencadenar sobre mi familia si me negaba a ser su pareja. Esa noche, mi brazo derecho y con él mi guante, se levantaron varias veces haciendo el saludo nazi ante cada jerarca que nos saludaba bajo los fastos que invocaban muerte. Yo le cuento esto porque adivino que Ud debe haber pasado por situaciones semejantes o peores con vuestros militares, Ud conoce cuan amarga es la humillación que impone el poder…lo que le digo es que mi mano izquierda estuvo toda la noche sosteniendo copas que bebí para dominar mi terror, así entré en el vicio, pero esa es la causa por la cual mi guante izquierdo desprecia tanto al derecho, el derecho con su saludo a los asesinos lo avergonzó para siempre, y lo obligó a ser alcohólico.

La viejita prosiguió su relato con detalles de cómo se convirtió en amante del coronel, como juntos escaparon a Argentina cuando la rendición era inminente, las argucias del coronel para transferir una cuantiosa cuenta a este país con la complicidad de agentes locales conectados con la alta burguesía simpatizante del nazismo, con la desesperación de ella por la brusca separación de sus padres y hermana, en fin, toda esa huída que terminó con ambos ocultos en Córdoba.

Él falleció a los pocos años y ella nunca más quiso volver a Alemania ni comunicarse con sus parientes, la vergüenza de la traición y el alcohol la aislaron de todo lo que había amado. Sola, sin hijos y contados amigos, su vida transcurrió

en esa colonia que años más tarde se convirtió en sitio turístico olvidando que fue cárcel de lujo. La dejé con su copita envuelta en un negro guante izquierdo…

Hoy creo que, con su belleza marchita, más por el dolor que por el paso del tiempo, decidió exorcizar sus fantasmas y para eso me eligió como instrumento, por mi apariencia calma y sufrida y porque me detuve a saludar a alguien que nadie saluda…pobre fraülein, si supiera que ha confesado sus cuitas a alguien más vil que ella misma, que la traicionará publicando este mal escrito cuento.

O tal vez lo haya sabido, y así quiso lavar sus culpas…, por eso, ahora, después de contar lo que acaban de escuchar, los dejo pues preciso apurar unos tragos para entonar mi infamia


Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Excelente Excelente - 1 voto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
27/10/10 | 02:00: Malena(mails que jamás serán leídos ) dice:
Coincido con mi amigueta Paulita ,te lo contó porque su instinto le indicó que eras quien podría relatar su historia con dignidad ,ésa que a pesar de lo sufrido y el alcohol ella no perdió .- Cariños MALE.-
malena271@hotmail.com
 
26/10/10 | 02:22: stella Maris (detrasdelespejo) dice:
Creo que ella lo supo en todo momento, es mas te lo conto para sacarse semejante carga de encima, eso si ¡ojo con los tragos! o vas a terminar sentado en una sillita contandole a un joven escritor que pase por ahí tus penas, ja ja un beso
rojas.stellamaris@yahoo.com.ar
 
Últimas entradas del mes
29/07 | 11:28 El guía
27/07 | 13:29 La Revancha de Lugo
23/07 | 18:36 Epipremnum aereum
23/07 | 18:35 Mundo canalla 4
20/07 | 17:05 Los Zuviría
10/07 | 00:42 La entrevista
05/07 | 12:00 Mundo canalla 3


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2020- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS