Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Lunes 13 de julio de 2020
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Luis Alberto Schor
Autónoma de Buenos Aires - Argentina
Amar es dar libertad, esa es la premisa a respetar.
Puedo admitir un Dios creador, lo que no creo es que precise intermediarios.
Si un niño pasa hambre, ese es el infierno, si tus ojos me miran, ese es el cielo.
Para conocer el regocijo del retorno, primero me fuí...
Cuando todo parece acabado, vacío, siempre me quedan tangos y silencios. Entonces elijo.
Si me cortan las alas, floto, floto...no me pueden alcanzar.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Marzo 2013
El Diablo, la Chingada y el Volcán
Mostrar datos Diciembre 2012
Mostrar datos Septiembre 2012
Mostrar datos Agosto 2012
Mostrar datos Abril 2012
Mostrar datos Marzo 2012
Mostrar datos Febrero 2012
Mostrar datos Enero 2012
Mostrar datos Diciembre 2011
Mostrar datos Noviembre 2011
Mostrar datos Octubre 2011
Mostrar datos Septiembre 2011
Mostrar datos Agosto 2011
Mostrar datos Julio 2011
Mostrar datos Junio 2011
Mostrar datos Mayo 2011
Mostrar datos Abril 2011
Mostrar datos Marzo 2011
Mostrar datos Febrero 2011
Mostrar datos Enero 2011
Mostrar datos Diciembre 2010
Mostrar datos Noviembre 2010
Mostrar datos Octubre 2010
Mostrar datos Septiembre 2010
Mostrar datos Agosto 2010
Publique su taller

Últimos comentarios de este Blog

15/12/12 | 13:03: Luis dice:
Gracias Elena por tu comentario. Cariños
15/12/12 | 10:09: Elena A. Navaro (Falta tiempo para tanto decir) dice:
Exelente tu prosa, poética y bella. Te mando un saludo Elena
21/08/12 | 20:56: Luis dice:
Agradezco tus amables conceptos Elena. Luis
Vínculos
El portador El portador
Una historia sobre la búsqueda del amor verdadero

Taleb, aquel muchacho que salió de su casa para ir en busca de vivencias diferentes, compr... Ampliar

Comprar$ 18.00

Escuchá Radio De Tango

Aquel poema olvidado


Es un desván, territorio de ilusiones, de caos.
Entren, hasta los curiosos son bien recibidos, lo único que les requiero es que no pretendan poner orden


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

Dos sombras



Dos sombras

 

El sol inclemente agrieta la tierra dibujando telarañas en el material reseco, arbustos porfiados y amarillentos intentan diferenciarse en ese tapiz marrón agrisado de la planicie. No hay colinas ni arroyos en ese paraje, la única sombra es la del hombre que camina con la cabeza gacha y el paso lento de los que van sin saber adonde van, lo lleva la inercia de haber siempre caminado, impulsado por la palmadita que le dieron al nacer.

Ya ni recuerda haber nacido y mucho menos para qué, han pasado tantos años y caminos que si volviera la vista atrás vería una lejanía hecha de esquinas con perros vagabundos y algunos borrachos apoyados contra  unos rojos buzones, niños saliendo de los colegios como muñequitos blancos que no paran de saltar, autos atropellando en las calles y manifestaciones con blancos carteles. Todo eso vería, pero sin poder escuchar nada, ninguna palabra, grito o llanto; es que la memoria del hombre ha enmudecido.

El hombre camina sin darse cuenta que no tiene habla olfato ni oído, es más, no recuerda haberlos tenido, su mundo y su vida permanecen en el más obstinado de los silencios, se ha envuelto en ese piadoso manto que ni el ácido olor de la tierra malherida puede perforar.

Sobre su cabeza el cielo turquesa reclama su mirada, pero el hombre ha resuelto no mirarlo nunca más, no quiere ver nada que le provoque ilusión, del sol sólo percibe calor y la luz que dibuja su sombra, ya no hay luna ni estrellas en sus noches, del mundo de arriba sólo quiere la lluvia, agua para beber y poder seguir caminando. Su alma es tan desértica y árida como el suelo que pisa, guarda cierta noción de sí mismo porque conserva un vago recuerdo de otros, se ha convertido en una reminiscencia caminante y y no hay conjetura que pueda perturbar su marcha sin destino.

Nunca se detiene, una máquina sorda y muda que se confunde con la tierra que recorre, sólo su sombra móvil se distingue del resto, tan sorda y muda como el objeto que la origina. Su sombra es su única creación, el movimiento realza su obra, por eso siempre camina el hombre, para que el cielo vea dos sombras caminando juntas e inseparables, la perfecta ilusión del amor.  


Calificación:  Votar Aún no han votado este texto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
09/12/10 | 10:33: Luis dice:
Que incierto es pensar que algo es cierto, que cada uno se haga cargo de sus elecciones...sin detenerse
luisschor@gmail.com
 
09/12/10 | 02:10: stella Maris (detrasdelespejo) dice:
soledad, reseca y triste, una eleccion un tanto tremendista en un mundo superpoblado,estar solo en medio del barullo diario, pero no es cierto, que solo quiera caminar con su sombra a cuestas, es que en un instante del día la sombra se va y tampoco es cierto que esta sordo y ciego, sabe del color turquesa del cielo y de la risa de los chicos, creo que se va a detener y vera que al menos hay otros como el, con la ilusion de dos sombras juntitas; muy bueno Luis, seguis con muy buenas imagenes, pero pensá que aun en el lugar mas desértico hay una gotita de vida, besos
rojas.stellamaris@yahoo.com.ar
 
Últimas entradas del mes
29/07 | 11:28 El guía
27/07 | 13:29 La Revancha de Lugo
23/07 | 18:36 Epipremnum aereum
23/07 | 18:35 Mundo canalla 4
20/07 | 17:05 Los Zuviría
10/07 | 00:42 La entrevista
05/07 | 12:00 Mundo canalla 3


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2020- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS