Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Jueves 9 de julio de 2020
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Luis Alberto Schor
Autónoma de Buenos Aires - Argentina
Amar es dar libertad, esa es la premisa a respetar.
Puedo admitir un Dios creador, lo que no creo es que precise intermediarios.
Si un niño pasa hambre, ese es el infierno, si tus ojos me miran, ese es el cielo.
Para conocer el regocijo del retorno, primero me fuí...
Cuando todo parece acabado, vacío, siempre me quedan tangos y silencios. Entonces elijo.
Si me cortan las alas, floto, floto...no me pueden alcanzar.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Marzo 2013
El Diablo, la Chingada y el Volcán
Mostrar datos Diciembre 2012
Mostrar datos Septiembre 2012
Mostrar datos Agosto 2012
Mostrar datos Abril 2012
Mostrar datos Marzo 2012
Mostrar datos Febrero 2012
Mostrar datos Enero 2012
Mostrar datos Diciembre 2011
Mostrar datos Noviembre 2011
Mostrar datos Octubre 2011
Mostrar datos Septiembre 2011
Mostrar datos Agosto 2011
Mostrar datos Julio 2011
Mostrar datos Junio 2011
Mostrar datos Mayo 2011
Mostrar datos Abril 2011
Mostrar datos Marzo 2011
Mostrar datos Febrero 2011
Mostrar datos Enero 2011
Mostrar datos Diciembre 2010
Mostrar datos Noviembre 2010
Mostrar datos Octubre 2010
Mostrar datos Septiembre 2010
Mostrar datos Agosto 2010
Diseño web

Últimos comentarios de este Blog

15/12/12 | 13:03: Luis dice:
Gracias Elena por tu comentario. Cariños
15/12/12 | 10:09: Elena A. Navaro (Falta tiempo para tanto decir) dice:
Exelente tu prosa, poética y bella. Te mando un saludo Elena
21/08/12 | 20:56: Luis dice:
Agradezco tus amables conceptos Elena. Luis
Vínculos
El Legado de Ts’ui Pen El Legado de Ts’ui Pen


Todos alguna vez nos preguntamos quiénes somos, de qué se trata la vida, si algo o ... Ampliar

Comprar$ 30.00

Escuchá Radio De Tango

Aquel poema olvidado


Es un desván, territorio de ilusiones, de caos.
Entren, hasta los curiosos son bien recibidos, lo único que les requiero es que no pretendan poner orden


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

La aspiradora de Dios



La aspiradora de Dios

 

Hará unos meses, al atardecer, oí un golpe en la puerta. Abrí y entró un desconocido, a pesar de esa intromisión lo dejé pasar, algo en él me inspiraba confianza. Era un joven vestido con jean y remera azules, tenía una barbita incipiente. Su mirada era clara y expresaba confianza en si mismo. Lo invité a sentarnos en el patio, la tarde calurosa me animó a ofrecerle un refresco que aceptó con una sonrisa. A continuación comenzó a hablar:

 

-          Soy estudiante, vine desde Colombia y como mi beca es un tanto exigua, utilizo mi tiempo libre ofreciendo mis servicios a los vecinos- esa fue su presentación.

Luego de pensar un instante y mirándolo con cierta sorna, le inquirí:

 

 -¿Y de que tratan tus servicios?

 

 -Cuento cuentos- respondió añadiendo:

  -Del tipo que usted prefiera, si le agrada mi cuento, usted puede pagarme lo que    considere justo, si no le agrada, igual habremos pasado un buen rato.

Consideré su propuesta mientras él observaba curioso las plantas distribuídas en las macetas del patio. Al cabo de dos o tres minutos le dije:

 

   -A ver ¿cómo sería un cuento de misterio enmarcado en el género ciencia-ficción?

Entrecerró los ojos castaños, meditó unos segundos, y sin abrirlos comenzó a contar:

 

-Un hombre mayor, de unos sesenta, había adquirido un telescopio con un dinero que le sobraba. Su propósito era observar los astros, un deseo que  llevaba guardado desde la infancia. Después de muchos intentos fracasados, una tarde consigue alinear el aparato en su terraza; esa misma noche, luego de consultar viejas cartas estelares, comienza a observar Rigel, una de las reinas de la constelación de Orión.

En sucesivas noches procede a la observación de diferentes estrellas y planetas, los objetos más representativos del cielo meridional. Con la cámara adicional que compró junto con el telescopio, fue sacando fotos que luego mostrará a sus amigos.

Pero una noche, viendo que el cielo está más libre de smog que lo habitual, decide volver a mirar los astros ya visitados. Ahí se desencadena el drama, no consigue ningún avistaje. Al principio piensa que el equipo se ha desalineado, o que la pequeña computadora que lo opera ha sufrido algún desperfecto, pero después de innúmeras verificaciones comprueba que todo está en orden. Muy nervioso, vuelve a consultar las cartas estelares y las bases de datos de su ordenador. Nada, en ningún archivo aparecen los astros buscados, como si una mano misteriosa los hubiera borrado del cosmos y los documentos.

Esa noche no pudo conciliar el sueño, no podía asimilar lo sucedido, es más, se negaba rotundamente a creer que eso fuese posible.

A la mañana siguiente se comunica por teléfono con un conocido astrónomo y le nombra las estrellas ausentes. El sabio se manifiesta sorprendido, no reconoce los nombres, hasta le sugiere que mejor consulte a un especialista en salud mental.

Así, el pobre hombre se encierra en su casa, no puede contar lo que sabe pues nadie podrá creerle. Consume las horas mientras su desesperación se incrementa.

Al atardecer, alguien golpea su puerta, a regañadientes acude a ver quien llama. Es un personaje de aspecto extraño, calvo y casi asexuado, con ojos negros enormes y redondos, ropa de diseño desconocido y un gesto de autoridad que emana de todo ese cuerpo. Siente que tiene que abrir la puerta y así lo hace. El ser ingresa y comienza a hablarle sin usar su pequeña boca desdentada, se comunica con el pensamiento. Le cuenta que ha venido desde un pequeño planeta del sistema de Vega, que trae  el mandato de llevarse el telescopio, que no se explica como ese instrumento llegó a estar en poder de la Humanidad terrestre, insiste en que le dé el equipo sin pérdida de tiempo; quedan dos semanas veganas de plazo para que su civilización pueda revertir el daño causado. Le informa que el supuesto telescopio no es tal, es un arma de destrucción inventada por otra raza con sueños imperiales, que la habían llamado “ La aspiradora de Dios”.

El humano entrega el telescopio al visitante, está absolutamente convencido de que así debe hacerlo, es la única manera de aliviar su conciencia. El visitante antes de partir le transmite un último pensamiento o frase donde expresa que los terrestres seguirán siendo niños atolondrados por miles de años más…

 

El colombiano cerró así su cuento y luego abrió sus ojos, pareció satisfecho con lo obrado. Yo le dije:

  -Magnífica historia, merece recompensa- así expresé mi aprobación.

Le dí una suma de dinero que consideré apropiada, y nos despedimos deseándonos suerte mutuamente.

Pero desde esa tarde, guardo mi telescopio en el fondo de un armario, no me animo a utilizarlo;  he reemplazado mis horas de atisbador del cielo por el hábito de escribir cuentos alocados


Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Excelente Excelente - 2 votos  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
22/03/11 | 23:11: AliciaF2 dice:
Luis, /la aspiradora de Dios /Muy bueno tu cuento, despierta interés. Me agradó conocerte, considerarte uno más en el grupo y descubrir en vos una mente tan abanzada en sueños de futuro, de adelanto. Te imagino un impulsivo soñador. No dejes de publicar mirá que movilizaste a todos con tu cuento fantastico. Haste la próxima, nos veremos. Alicia /Luz de Luna /.
alicia240@hotmail.es
 
21/03/11 | 21:20: Catalina Bas (blog otoño) dice:
Muchas gracias Luis por tu comentario. Pienso que debemos *celebrar* cada día el estar viviendo, a pesar de todos los conflictos que nos rodean. Todavía no leí tus trabajos (soy sincera)en cuánto lo haga te dejaré mi comentario. Es un placer que te hayas unido a nuestro grupo. Un cordial saludo, Catalina
catalinagut@yahoo.com.ar
 
21/03/11 | 17:03: Luis (Aquel poema olvidado) dice:
El guiño esencial es la invitación a dejarnos sorprender, gracias Ste
luisschor@gmail.com
 
21/03/11 | 16:59: Stella dice:
Luis, me encanta el cuento. Atrapa al lector desde el inicio hasta el final. Y si lo relee, descubre algunas perlitas y los guiños que le hace el protagonista.
stella.v@hotmail.com
 
21/03/11 | 08:45: MALENA dice:
Quise decir :"No" te hayamos espantado... es la hora ,aún no me desperté jajajaj MALE.-
malena271@hotmail.com
 
21/03/11 | 08:41: Malena(mails que jamás serán leídos) dice:
Luis ,amigo ante todo expresarte que fué una alegría conocerte en persona ,mi imaginación en este caso coincidió con la realidad :un tipazo ,interesante ,vago y culto.Ahora vayamos a tu relato :buenísimo ! e hiciste bien en guardar tu telescopio y ponerte a escribir ;yo hubiera hecho lo mismo!! No descarto que existan otros mundos ,otros seres ,la raza humana tan imperfecta no puede ser la única en el universo. Cariño grande,espero te hayamos espantado jajaja MALE.-
malena271@hotmail.com
 
21/03/11 | 02:12: stella Maris (detrasdelespejo) dice:
¿como se te ocurre que puedo pensar en ese sentido?, si no sos capaz de seguirme en una joda vamos a pelear siempre y eso si es una perdida de tiempo, aparte yo quiero una Latinoamerica unida, despues te mando lo que publique en otra pagina, y no escuchaste ayer que sali en defensa de una niña peruana que habian tratado mal? Era un chiste Luisito, te olvidaste de tu dosis de humor diario, pero te quiero igual besotes muchos
rojas.stellamaris@yahoo.com.ar
 
20/03/11 | 22:21: Luis (APO) dice:
Ay, espejito! ¿por qué pensar mal? es una pérdida de tiempo y energía. Pensá bien, hay muchos jóvenes colombianos estudiando en el país y viviendo en pensiones de mala muerte. Gracias por tu comentario
luisschor@gmail.com
 
20/03/11 | 22:13: stella Maris (detrasdelespejo) dice:
¡muy bueno Luis, me encanto! sobre todo por esa ultima frase, del extraño personaje dentro de todo seguira la humanidad unos siglos mas ahora yo me pregunto, ¿por que Colombiano?, ya se que tienen una linda forma de hablar y como no quiero pensar mal lo dejo ahí y por las dudas amigo tené cuidado cuando abris la puerta a ver si se te aparece uno de mis duendes, y usa el telescopio, en una de esas es una aspiradora y se lleva a algunos malditos que andan sueltos por el mundo ja ja besos amigo
rojas.stellamaris@yahoo.com.ar
 
Últimas entradas del mes
29/07 | 11:28 El guía
27/07 | 13:29 La Revancha de Lugo
23/07 | 18:36 Epipremnum aereum
23/07 | 18:35 Mundo canalla 4
20/07 | 17:05 Los Zuviría
10/07 | 00:42 La entrevista
05/07 | 12:00 Mundo canalla 3


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2020- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS