Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Jueves 9 de julio de 2020
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Luis Alberto Schor
Autónoma de Buenos Aires - Argentina
Amar es dar libertad, esa es la premisa a respetar.
Puedo admitir un Dios creador, lo que no creo es que precise intermediarios.
Si un niño pasa hambre, ese es el infierno, si tus ojos me miran, ese es el cielo.
Para conocer el regocijo del retorno, primero me fuí...
Cuando todo parece acabado, vacío, siempre me quedan tangos y silencios. Entonces elijo.
Si me cortan las alas, floto, floto...no me pueden alcanzar.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Marzo 2013
El Diablo, la Chingada y el Volcán
Mostrar datos Diciembre 2012
Mostrar datos Septiembre 2012
Mostrar datos Agosto 2012
Mostrar datos Abril 2012
Mostrar datos Marzo 2012
Mostrar datos Febrero 2012
Mostrar datos Enero 2012
Mostrar datos Diciembre 2011
Mostrar datos Noviembre 2011
Mostrar datos Octubre 2011
Mostrar datos Septiembre 2011
Mostrar datos Agosto 2011
Mostrar datos Julio 2011
Mostrar datos Junio 2011
Mostrar datos Mayo 2011
Mostrar datos Abril 2011
Mostrar datos Marzo 2011
Mostrar datos Febrero 2011
Mostrar datos Enero 2011
Mostrar datos Diciembre 2010
Mostrar datos Noviembre 2010
Mostrar datos Octubre 2010
Mostrar datos Septiembre 2010
Mostrar datos Agosto 2010
Diseño web

Últimos comentarios de este Blog

15/12/12 | 13:03: Luis dice:
Gracias Elena por tu comentario. Cariños
15/12/12 | 10:09: Elena A. Navaro (Falta tiempo para tanto decir) dice:
Exelente tu prosa, poética y bella. Te mando un saludo Elena
21/08/12 | 20:56: Luis dice:
Agradezco tus amables conceptos Elena. Luis
Vínculos
Dualidad del silencio - Italia d´amare Dualidad del silencio - Italia d´amare
Poesías en español e italiano

Los poetas son seres cuyos ojos no sólo sirven para mirar el mundo sino para mirarse por d... Ampliar

Comprar$ 40.00

Aquel poema olvidado


Es un desván, territorio de ilusiones, de caos.
Entren, hasta los curiosos son bien recibidos, lo único que les requiero es que no pretendan poner orden


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

El hombre que se negaba



El hombre que se negaba

 

A Carlos Alejandro Romero

 

 

Repasó la lista, un papelito escrito con su pequeña letra. Había utilizado una birome de las baratas y una hoja de anotador al confeccionarla. La había guardado en su mesita de luz y, esa tarde, al despertar de la siesta, la recordó.

Habían pasado dos meses desde que hizo la listita; en su momento quiso ordenar sus prioridades. Por eso las listó. Y ahicito estaban, siete filas, siete tareas pendientes de ejecución. Sus tareas. ¿Por qué suyas? Porque el orden divino determinaba que era el Hombre de la Casa. Vaya título y honor el que le dispensaban los dioses.

Ahora que lo pensaba, el listado se había desactualizado en dos meses. La canilla del baño goteaba. Tenía que agregar el octavo renglón. Buscó la birome negra pero, oh capricho de los dioses, no la encontró. A regañadientes, empleó esa verde que le había “donado” un cliente. Siete líneas en negro y la octava verde le causaron un malestar estético. Hay gente que sufre dolores de estética, cualquier desajuste, por pequeño que sea, los indispone. Guardó la lista en el bolsillo, prolijamente doblada. El tipo hacía un culto de la prolijidad. Todo en su aspecto era pulcritud. Se dedicó a pensar en los motivos por los cuales se negaba heroicamente a realizar los trabajos pendientes.

La ventana del dormitorio estaba abierta, la brisa salada lo sacó de su meditación.

En ocasiones, la brisa nos trae respuestas a nuestras dudas. No es magia, es empatía con los elementos. Y la de la brisa, era toda una argumentación inobjetable. Allí radicaba el rotundo porqué de su negación. El Mar.

Cuando los dioses lo premiaron con los atributos de Hombre de la Casa, habían olvidado que él era de Mar del Plata. Siempre fue Hombre de Mar.

Sus primeros pasos fueron en la arena, el primer regalo recibido fue una caña de pescar y una bolsita con lombrices. Una ola resultó ser la primera novia. El sol y la luna apadrinaron su salado bautismo en aquel atardecer con brisa sacerdotal.

No podía entonces ser hombre de otra cosa que no fuese el Mar. Allá los dioses con sus antojos. Acá él, criatura marina.

Al salir de su casa, luego de besar a la familia, cerró la puerta con suavidad. Ignoró el jardín con el pasto crecido y la medianera descascarada. No eran temas para un delfín con nostalgias acaracoladas.

Ya en la playa, esa extensión casi desierta que le ofrecía su dorado manto, respiró con fruición mientras miraba la rompiente. Soñando despierto, sintió que una espuma suave lo acariciaba y su cuerpo era mecido por las olas.

La noche estaba al caer cuando sacó la lista del bolsillo. Desplegó la hojita e hizo con ella un barquito. El Mar hizo el resto.


Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Excelente Excelente - 2 votos  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
15/11/11 | 00:35: Luis (apo) dice:
La deuda y el abrazo son recíprocos Ale. Espero vernos antes de fin de año, si el Mar lo libera.
luisschor@gmail.com
 
14/11/11 | 20:07: alejandro romero (letras al azar) dice:
Luis, gracias! Gracias por la dedicatoria, gracias por la historia, gracias por el oído que prestó las bases al relato y sobre todo, gracias por esa bendita inspiración que te lleva a recolectar tantos detalles! Me siento muy honrado por tu talento y te debo un abrazo de agradecimiento para cuando nos volvamos a ver.
alejandro.romero@live.com.ar
 
14/11/11 | 09:40: adriana la gaviota dice:
a veces me sorprendo...y en este mundo de cuando en tanto oscuro y obvio donde una nube densa de \"ya no me sorprende\" nos aureola la cabeza, me hace feliz que todavía, haya cosas que me sorprendan y éste texto lo es. Por su inmensidad breve, por su incandescente suavidad para relatar las razones tan reales como mágicas de un alma para \"negarse\"...y si encima va dedicado a mi querido amigo Ale, tanto mejor... grazzie por la lectura Luis!!
lameladriana@gmail.com
 
14/11/11 | 08:01: Elena A. Navarro(Falta tiempo para tanto decir) dice:
Exelente relato, realmente el mar es un amigo.
Neivarro@gmail.com
 
Últimas entradas del mes
29/07 | 11:28 El guía
27/07 | 13:29 La Revancha de Lugo
23/07 | 18:36 Epipremnum aereum
23/07 | 18:35 Mundo canalla 4
20/07 | 17:05 Los Zuviría
10/07 | 00:42 La entrevista
05/07 | 12:00 Mundo canalla 3


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2020- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS