Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Jueves 9 de julio de 2020
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Luis Alberto Schor
Autónoma de Buenos Aires - Argentina
Amar es dar libertad, esa es la premisa a respetar.
Puedo admitir un Dios creador, lo que no creo es que precise intermediarios.
Si un niño pasa hambre, ese es el infierno, si tus ojos me miran, ese es el cielo.
Para conocer el regocijo del retorno, primero me fuí...
Cuando todo parece acabado, vacío, siempre me quedan tangos y silencios. Entonces elijo.
Si me cortan las alas, floto, floto...no me pueden alcanzar.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Marzo 2013
El Diablo, la Chingada y el Volcán
Mostrar datos Diciembre 2012
Mostrar datos Septiembre 2012
Mostrar datos Agosto 2012
Mostrar datos Abril 2012
Mostrar datos Marzo 2012
Mostrar datos Febrero 2012
Mostrar datos Enero 2012
Mostrar datos Diciembre 2011
Mostrar datos Noviembre 2011
Mostrar datos Octubre 2011
Mostrar datos Septiembre 2011
Mostrar datos Agosto 2011
Mostrar datos Julio 2011
Mostrar datos Junio 2011
Mostrar datos Mayo 2011
Mostrar datos Abril 2011
Mostrar datos Marzo 2011
Mostrar datos Febrero 2011
Mostrar datos Enero 2011
Mostrar datos Diciembre 2010
Mostrar datos Noviembre 2010
Mostrar datos Octubre 2010
Mostrar datos Septiembre 2010
Mostrar datos Agosto 2010
Entrá a Radio La Quebrada

Últimos comentarios de este Blog

15/12/12 | 13:03: Luis dice:
Gracias Elena por tu comentario. Cariños
15/12/12 | 10:09: Elena A. Navaro (Falta tiempo para tanto decir) dice:
Exelente tu prosa, poética y bella. Te mando un saludo Elena
21/08/12 | 20:56: Luis dice:
Agradezco tus amables conceptos Elena. Luis
Vínculos
Asimismo, todo aquello Asimismo, todo aquello


Como todo aquello


Entre un montón de papeles hay una hoja olvidada. Est&aacu... Ampliar

Comprar$ 25.00

Entrá a Radio La Quebrada

Aquel poema olvidado


Es un desván, territorio de ilusiones, de caos.
Entren, hasta los curiosos son bien recibidos, lo único que les requiero es que no pretendan poner orden


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

Amos del tiempo



Amos del tiempo

 

Una vez terminado el bloque periodístico, siguió registrando la tanda publicitaria con la que continuaba la emisión del canal de TV.

Consideró de interés testimoniar una de las extrañas costumbres de la época: utilizar doce minutos para tratar un crimen brutal, mostrar imágenes de un video del crimen, cedido por un informante anónimo, elaborar disparatadas conjeturas acerca de cómo podría ser que un hombre suicidado dos meses antes, hubiese podido ingresar en el dormitorio de la que fuese su esposa para asesinarla despiadadamente a cuchilladas. Después, diez minutos de publicidad, mostraban mujeres, hombres y niños encantados ante distintos artículos de dudosa utilidad, sugiriendo que, con su uso, la felicidad, la salud y el amor estaban asegurados. Flagrante contradicción del siglo XXI, era tan acostumbrada a la violencia como al despilfarro.

Siguió registrando el siguiente bloque ya que volvían sobre el tema del asesinato; dos hombres y una mujer se preguntaban con rostros consternados si el asesino era un fantasma lleno de odio. La mujer recordaba que se sospechaba que el suicida, había tomado esa trágica determinación al descubrir que su mujer lo engañaba con un hombre más joven. Aseguraba entonces, que los motivos que lo movieron a masacrar a su viuda, eran pasionales, sin perder la oportunidad de alegar contra la violencia de género. Los hombres se hacían otras preguntas: ¿puede un muerto matar? ¿puede un suicidado arrepentirse y volver a la vida para hacer justicia por propia mano? ¿cómo caratularía la justicia estos hechos, se dejaría condicionar por el aparato oficialista como en casos anteriores? ¿cuál sería la opinión de la Iglesia? Y la gran pregunta final para cerrar el bloque: ¿quién captó esas imágenes? ¿por qué no intervino en auxilio de la desdichada mujer dado que, sin dudas, estaba en el departamento y no más lejos que la puerta del dormitorio dado el ángulo de la toma? ¿sería un cómplice? ¿vivo o muerto? ¿sería el hijo que cohabitaba con los padres…?

Desconectó el televisor y se dedicó a registrar las dos páginas del diario que hablaban sobre el misterioso crimen bajo el título de: Liniers: Suicida vuelve de la muerte y asesina a su esposa.

No omitió incluir en el registro los dos pequeños avisos insertados en las columnas, uno proponía solucionar disfunciones eréctiles, el otro ofrecía préstamos personales a sola firma en 24 horas y ventajosas condiciones de pago.

Tras poner su minúsculo equipo en modo Transferencia, envió lo copiado al Centro de Investigaciones Arcaicas, que en simultáneo, recibió la información, allá en el siglo XXXV.

Sintió cierta pena por los habitantes del XXI, al fin de cuentas eran sus ancestros. Pero lo habían enviado junto con sus padres, en realidad eran sus padres, a cumplir esta misión en el pasado. Los tres ignoraban el propósito de la misma, los científicos no aclaran nada a simples histriones que actúan en el inmenso escenario de la historia. Tal vez estaban investigando como se comportaría esa antigua sociedad ante hechos que no tenían explicación;  a la vez, dejaban plantadas ciertas huellas, siglo a siglo, que fueran llevando a sus antecesores a la idea de que los viajes en el tiempo eran una realidad; los preparaban gota a gota para esperar el futuro sin decirles cuando se produciría.

En realidad todo se complicaría más aún, el desaparecería del departamento sin dejar huella alguna ni mobiliario. Todavía le faltaba resucitar a su madre como lo había hecho con su padre. Los tres desaparecerían del mundo esa fría y lluviosa tarde de agosto del 2012, como si nunca hubiesen estado. La civilización del siglo XXXV dominaba la técnica para resucitar cadáveres, aunque solo la empleaba para casos de muertes por accidente o provocadas por terceros. Así habían eliminado la criminalidad y las guerras haciéndoles perder sentido práctico. Pero tenían otro recurso impensable en el tercer milenio. En el siglo XXXIII se había descubierto una nueva fuente de energía con el dominio de las partículas subneutrónicas y sus elementos constituyentes, los que, al separarse, liberaban ingentes cantidades de energía.

Así fue como accedieron a los viajes por el tiempo, por disponibilidad ilimitada de energía. Con tanta energía, el tiempo se puede curvar hasta formar un rulo que permita el transporte de una era a otra. Claro que, aún persistía una restricción, podían viajar  solo hacia el pasado, luego volver a su tiempo, pero no habían logrado avanzar ni un segundo hacia el futuro. La teoría más aceptada era que, alguna generación posterior, había colocado una barrera temporal infranqueable. Y parecía lógica, nadie del futuro aceptaría visitas del pasado que pudieran modificar su existencia. En realidad, habían cambiado la direccionalidad de la relación causa-efecto: el pasado había quedado condicionado a lo que el futuro dispusiera.

Dejó de pensar en los fundamentos teóricos de sus actos y se materializó en la morgue que albergaba el cuerpo de su madre donde su padre esperaba. Juntos la revivieron y los tres partieron a París para festejar el éxito de su misión.

Media hora después, estaban cenando con el impresionista Manet y el escritor Emile Zola entre otros artistas de la época, en el Café Guerbois, Avenida de Cliché, en la cálida primavera parisina de 1866. La media hora la habían gastado consiguiendo vestimenta adecuada para la ocasión.


Calificación:  Votar Aún no han votado este texto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
Últimas entradas del mes
29/07 | 11:28 El guía
27/07 | 13:29 La Revancha de Lugo
23/07 | 18:36 Epipremnum aereum
23/07 | 18:35 Mundo canalla 4
20/07 | 17:05 Los Zuviría
10/07 | 00:42 La entrevista
05/07 | 12:00 Mundo canalla 3


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2020- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS